Finn Herman - Libros del zorro rojo

head_ana

 

 

La protección enemiga


"Finn Herman" de Mats Letén y Hanne Bartholin. Editorial Libros del Zorro Rojo.

 

A mi niño que no le pase nada, por favor, no me lo perdonaría, ni un arañazo en el cole, ni un mordisco de su amiga de la guardería, nada de nada, tiene que estar entre algodones que para eso es mi hijo, y es perfecto, él nunca lo haría, por supuesto, nadie me dirá nada que pueda contradecir esta fundada idea.

Estos apuntes que hago aquí, son cada vez más frecuentes entre los padres de las nuevas generaciones, hay que abrir los ojos, darnos cuenta que aquello que no nos gustaría que le hiciesen a nuestro hijo, él mismo puede hacerlo y no por ello son mejores o peores niños, son simplemente eso: “NIÑOS”.

Desgraciadamente a los niños cada vez se les protege más, los duchamos más, los llevamos más al médico, hasta les decimos a los profesores cómo tienen que hacer su trabajo, sin darnos cuenta que en la diversidad de opiniones y de acciones está la verdadera riqueza que hará que nuestros hijos sean verdaderas personas formadas y educadas para las relaciones sociales fructíferas y para ser diferentes y únicos,  siendo por tanto en este sentido “LOS MEJORES”.

La Editorial de Libros del Zorro Rojo nos acerca uno de los pocos libros ilustrados daneses que podemos encontrar en castellano, el género nórdico, muy conocido  por la inclusión de la novela negra en adulto, cuenta con algunos de los mejores álbumes ilustrados del momento, teniendo un gran auge y una gran cantidad de publicaciones.


Tal vez porque pertenece a la literatura nórdica, llama la atención la libertad con la que el niño se enfrenta al libro, cómo se vive la literatura desde la libre opción de dirigir tu propia guía de lectura, desordenada u ordenada. Nos acercamos a historias que no están sujetas a premisas de protección moral del niño. Se trata de libros ilustrados infantiles sin tabúes ni prejuicios, en los que el niño, aunque sea pequeño, es  perfectamente capaz de entender la realidad y empatizar con el otro, adoptar una postura  crítica ante lo que está bien y mal, en ocasiones con mucha más franqueza que los propios adultos y con una capacidad reflexiva que deja atónito al público general.

Un libro con tintes de lo absurdo y excepcional que ayuda al lector a involucrarse y reír a la vez que llorar, y a tomar  partido en esta exagerada  y divertida historia.

Su original encuadernación nos permite jugar con las ilustraciones, que llegan a ocupar varias páginas enlazando la historia. La protagonista es una señora repipi  y muy femenina que tiene adoptado a un cocodrilo como hijo, al que no puede negarle nada para que no se enfade (quizá para que no se la termine comiendo a ella). El lindo animalito va comiendo todo lo que encuentra a su paso y ella no se da cuenta, pues tiene esa “ceguera” de madre protectora que ve solo las bondades de su criatura, aunque éste vaya comiéndose a un gato, un perro, un niño… y todo lo que encuentre a su paso.

Con un final tan original como su propia historia, la ilustradora nos da la posibilidad de terminar el cuento con unas tijeras que podrás utilizar si consideras que cortando la barriga del cocodrilo puedes ayudar a los personajes que ha ido engullendo. Más tarde tendrás la posibilidad de volver a coser al lindo animalito y salvarle de un trágico final.

Esta forma de hacer partícipe al lector a la hora de finalizar el cuento  es algo poco habitual y que despierta la curiosidad de los más pequeños.

 

Ana Sánchez


" Finn Herman" en nuestra tienda online

Publicado en la sección Libros de La Opinión de Murcia el 11 de julio de 2015.