El día en que me convertí en pájaro - Tres tristes tigres

head_kutxa

 

 

Primer amor


"El día en que me convertí en pájaro" de Indrid Chabbert y Guridi. Edit. Tres Tristes Tigres.



“¿Sabe usted una cosa?, cuando se está enamorado, uno se vuelve idiota.” Así de contundente era Colin en “La espuma de los días” de Boris Vian y es que amar y perder la cabeza siempre han ido de la mano.

 

“El día en que me convertí en pájaro” es la dulce historia del primer amor, del compañero de colegio con el que nunca llegaste a hablar porque no te salían las palabras, de la compañera de juegos que seguiste incansablemente jugando al “pillado” y que seguramente pensaría que le tenías una manía terrible, del amigo de tu hermano mayor con el que nunca podías ir porque eras demasiado pequeña...

 

Un día comienzas a hacer dibujos de Candela, la niña que se sienta delante de ti en el cole. A Candela le encantan los pájaros, llena hojas con dibujos de todo tipo de ellos, les reconoce cuando vuelan, les cuida cuando están heridos… ¿Y qué puede hacer un niño para llamar la atención de su amada si parece invisible para ella? Todo.

 

Nuestro niño “idiotizado” (de amor) ha dejado de hacer caso a sus amigos, de jugar con el balón o con sus coches. Todo le aburre. Así que decide hacer algo que sea realmente impresionante: convertirse en aquello que Candela adora, ser un pájaro. Como punto de partida necesitará un disfraz de buen plumaje y solo debe andar con él a todas horas. Ahora será imposible que Candela no le vea.


 libro


Ingrib Chabbert es una comprometida contadora de historias, que se estrena en España con el primer álbum ilustrado publicado por la joven editorial Tres Tristes Tigres y que pocos días después de su lanzamiento ya tenía confirmadas las traducciones y distribución para EEUU, Canadá y Polonia. Chabbert nos descubre una historia tierna y delicada como las ilustraciones de su socio Guridi (en el último año han colaborado hasta en cinco publicaciones) y es que ambos forman un buen tándem que aúna sencillez e intensidad expresiva.

 

De fondo un buen debate, y es que a veces las flechas de Cupido pueden ir acompañadas de pequeños dardos envenenados. Ser uno mismo puede ser todo un desafío cuando el camino más práctico es ser dócil y convertirse en lo que los demás esperan de ti. El “niño pájaro” pronto se ha dado cuenta de que “subir a los árboles es mucho más difícil que antes”, no es fácil trepar, jugar con tus amigos o hacer las cosas que hacías cuando de repente te conviertes en algo que no eres.

 

Raúl Guridi, es uno de los ilustradores españoles más prolíficos del momento, con más de una veintena de títulos publicados en los últimos años. Compagina sus trabajos con su labor como profesor de dibujo en Sevilla. Confiesa que no fue hasta 2009 cuando encontró su estilo propio y desde entonces sus creaciones no han parado de multiplicarse en las más exquisitas publicaciones. Conseguir en 2011 uno de los galardones con los que IlustraTour, Festival Internacional de Ilustración, premia cada año a los mejores ilustradores del mundo, fue un estupendo lanzamiento personal y profesional. Guridi es todo un genio de la expresividad, sus aparentemente sencillas ilustraciones consiguen una rápida conexión con los pequeños y grandes lectores.

 

Chabbert nos sorprende con una agradable lección final. A menudo pensamos en todo lo que tenemos que hacer para que alguien nos quiera y pasamos demasiado tiempo esforzándonos en ello. Sin embargo muchas veces las personas no buscan en nosotros lo que podemos llegar a ser, sino lo que ya éramos antes. Y es que lo más fantástico de ser un pájaro es poder volar.



Kutxa García

Publicado en la sección Libros de La Opinión de Murcia el 12 de septiembre de 2015.

"El día en que me convertí en pájaro" en nuestra tienda online.