El arenque rojo - Sm

 rosa barcelona

 

Pasa en el parque.

 

"El arenque rojo". Editorial SM / Autores: Gonzalo Moure Trenor y Alicia Varela.

 

“Estés donde estés, cerca de ti hay historias”

 

 Ésta es una de las reflexiones que Gonzalo Moure y Alicia Valera nos plantean en  El arenque rojo, un fantástico libro ilustrado en el que las imágenes aparecen y desaparecen constituyendo todo un catálogo de historias determinadas por este arenque rojo que distrae continuamente la vista del lector. Es así como me resulta una tarea imposible no recomendarlo a los apasionados de los libros especiales.

Ojeando sus páginas,  que parecen estar diseñadas para los más pequeños de la casa, percibes cómo inevitablemente tu mirada rastrea las curiosas y numerosas ilustraciones del libro-cuento, o quién sabe qué, pero, sin lugar a dudas, original manifestación artística. Buscas  incansable, pero inútilmente, algún atisbo de escritura, siendo éste  otro de los guiños que nos ofrece El arenque rojo; sólo llegando al final encuentras en un sobre un librito; Es en este momento cuando nos damos cuenta de que aún no hemos dejado de ser un niño, pues con la misma expresión del más pequeño que ha encontrado un tesoro enterrado, hallas el enigma que te tenía de los nervios hace ya un buen rato.

Has de pasar las páginas del libro fijándote en cada uno de las escogidas imágenes,  a la vez que buscas a los personajes de los distintos relatos que componen este pequeño catálogo de mágicas vidas.

arenque rojo

La historia de Mandi, la chica que estaba siempre sentada en un banco del parque, y ese chico que la observaba detrás de los árboles y un día decide regalarle una flor y poner fin a sus días de cautiverio, observándola, soñándola, imaginando que es un joven atrevido, guapo y apuesto que se acerca y le declara su amor incondicional.

 

O esa pobre mujer desvalida que siente que su vida ya no tiene sentido porque su amor, su compañero de aventuras y desventuras, se ha marchado para siempre. Su cabello negro vivo se ha tornado a un tono gris monótono, casi de repente, y siente que los golpes de aire fresco no son más que una bocanada de aire contaminado que le va oprimiendo el pecho y asfixiando poco a poco.

Encontramos también, un poeta solitario que busca en el aire las palabras que lo inspiren, las musas de su incomprendida vida, y tal y como llegan a su mente, a su cuaderno, su cuerpo comienza a hacerse ingrávido, deja de ser terrestre para empezar a planear sobre la fresca hierba del parque. Será gracias a Arturo, quien ate la cuerda de su científica peonza al tobillo de nuestro poeta, evitando así  un funesto desenlace. Y es que Arturo es otro personaje que pasea por el parque, al igual que el perro lazarillo que se subleva para perseguir a un travieso gato; o el hombre que se sienta abatido en el banco y que, tras una comprensiva mirada de la anciana del bastón, decide dejar escapar las mariposas de la alegría atrapadas en su maleta.

Además de leerlas, podrás diseñar tantas historias como quieras, seguirás los movimientos y los gestos de todos los personajes que pasean, hablan o juegan en un parque cualquiera de una ciudad cualquiera,  estando siempre presente el arenque rojo, leitmotiv de la obra, que captará la atención del lector desde su inicio.

Así es como Gonzalo nos ofrece, con cuidadoso ingenio y elocuente originalidad, siete de las muchas historias que pueblan el parque, insertas en ese librito, y cómo Alicia, con sutil delicadeza, las dibuja para que los lectores den rienda suelta a su imaginación y disfruten de este “pequeño catálogo de seres y estares”, un escenario donde recrearnos.

 

Rosa Barcelona.

Publicado el 02/05/2015 en el suplemento Libros de La Opinión de Murcia.

"El arenque rojo" en nuestra tienda online.