La cocina de noche - Kalandraka

head_pedro

 

Persistencia de la memoria

 

En ocasiones aparecen, en diferentes ámbitos y disciplinas del saber, personas que trascienden el nivel del común de los humanos y que se acercan  al ideal de genialidad. Sus obras exploran caminos diferentes y sus logros se adelantan mucho a los de sus contemporáneos. El resultado de su trabajo acaba convirtiéndose en un hito que marca una nueva línea que sirve de  guía a nuevos creadores o investigadores. Son precursores que han alcanzado su meta por caminos laterales, fuera de la progresión lógica del conocimiento, lo que les hace aún más originales. A menudo, por adelantados a su época, son incomprendidos y su obra, vista desde la distancia, resulta extrañamente moderna.

A este género de creadores pertenece Maurice Sendak (1928-2012), ilustrador y escritor norteamericano, autor de obras tan carismáticas como Donde viven los monstruos. El autor nació en Nueva York, a finales de los años veinte del siglo pasado, hijo de emigrantes polacos de origen judío. Tras una infancia difícil, marcada por la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto en el que fue asesinada toda su familia en Polonia, experiencias  que forjarían  su carácter introspectivo, estudió Arte y empezó a trabajar en una editorial dedicada al comic. Más adelante saltó al mundo de la ilustración trabajando en textos de Tolstoi, Melville o Anderson entre otros y poniendo imágenes a más de cien obras ajenas y a una docena de propias.

 

La cocina de noche


La cocina de noche  es una de sus obras más emblemáticas, donde es autor tanto del texto como de la ilustración. Publicada en 1970 la obra, al igual que le ocurriera a Donde viven los monstruos, no fue ajena a controversias; de hecho el libro fue censurado en muchas bibliotecas públicas y escolares, en manos de sectores conservadores norteamericanos, llegando a estar incluido, en el número 25, en la lista de los 100 libros más provocadores de la American Library Asociation. Como dijo el propio Sendak,  parece evidente que detrás de muchas actitudes puritanas hay mucha suciedad escondida. Las ilustraciones de un niño pequeño desnudo parecen ofender más que cualquier monstruosidad que se produzca en el mundo. Los bigotes hitlerianos que lucen los cocineros y el hecho de que están a punto de hornear a un niño remiten directamente a una de esas monstruosidades a las que se refiere.

El álbum cuenta la historia de Miguel, un niño al  que una noche  despiertan unos ruidos y que, mientras sus padres duermen, se eleva de su cama desprendiéndose de su pijama y cayendo en el bol lleno de masa donde tres orondos panaderos, con un enorme parecido a Oliver Hardy de El Gordo y el Flaco, lo amasan , lo estiran y a punto están de meterlo al horno cuando Miguel “que es un niño y no un pastel” salta a una masa de pan con la que fabrica una avioneta para sobrevolar la cocina de noche. En ella llega a la Vía Láctea donde se sumerge y nada en una enorme botella de leche desde la que vierte un poco de ésta al pastel que amasan los cocineros. Deslizándose por la botella cae hasta su cama donde vuelve a dormirse seco y limpio de masa.

Con textos breves, con rimas y reiteraciones que recuerdan a una salmodia, la obra es una delicia tanto por el relato como por la originalidad de las ilustraciones que remiten a la infancia y a la propia cocina del autor. De colores apagados, los dibujos parecen tener la consistencia de la masa que crece y se expande por el álbum ocupando cualquier espacio en blanco. La historia surge de un recuerdo de su infancia cuando con 11 años se quedaba pegado al escaparate de la pastelería Sunshine Bakers cuyo lema era “Nosotros horneamos mientras tú duermes”. La promesa de diversión que esta frase encerraba junto con la imagen de tres sonrientes panaderos haciendo pasteles mientras que él tenía que irse a la cama hacía que el joven Maurice se sintiera excluido de algo supuestamente divertido que él no podía hacer.

Parece que con la creación de esta historia muchos años después el joven Sendak consiguió entrar en la cocina de noche. Acompañémosle.

 

Pedro García Camacho.

Publicado en La Opinión de Murcia el 24 de diciembre de 2016.

"La cocina de noche" en nuestra página web.