Koko - Océano Gran Travesía

head_kutxa

 

Koko

 

“Los árboles de plástico solo nos pueden dar frutas de plástico”

 

El pasado domingo se celebró el Día Internacional de la Diversidad Biológica que tiene como fin informar y concienciar a la población y a los Estados  de la importancia del cuidado de la naturaleza y los ecosistemas, del alarmante desarrollo insostenible, los peligros del exceso de contaminación o de la reducción de un 40% de especies en los últimos años...

 

Koko

La editorial Océano, en el marco de su línea de literatura juvenil Gran Travesía acaba de editar “Koko: una fantasía ecológica”. Esta es la última publicación de Ana Belén Ramos, dedicada al público infantil-juvenil o lo que ahora llaman middle-grade que en este ocasión podemos traducir como temática para todas las edades con extensión de libro juvenil, como certifican sus más doscientas páginas, eso sí, generosamente ilustradas. Ana Belén llevaba ya diez años conviviendo con este personaje en su cabeza hasta que finalmente todas las historias que había ido “cocinando” para Koko se materializaron en el libro que hoy podemos disfrutar.

 

Algunos pocos, como Koko, tienen la tremenda suerte de habitar las escasas zonas del planeta en las que la naturaleza aun puede ofrecerte todo lo que necesitas. La realidad para el resto de sus habitantes, una creciente mayoría, es encontrarse en zonas donde los recursos se agotan, por muchos motivos que todos conocemos aunque no dediquemos demasiado tiempo a pensar sobre ello. Koko es una niña, con un tinte Calzaslargas, alegre y fuerte, que vive feliz disfrutando de la naturaleza y contemplando las estrellas, que habla con los pájaros, disfruta saltando en los charcos, y que, como si de un animalito se tratase, tiene rabo.   

 

El desencadenante de toda esta historia es precisamente ese rabo. A Koko le encanta usarlo para colgarse de los árboles, como pértiga o incluso para pescar, hasta que misteriosamente un día éste parece haber desaparecido. Koko iniciará un viaje en su búsqueda, por el que tendrá que abandonar el idílico paraíso que es la montaña en la que vive y adentrarse en la Gran-Gran Crisis de un peligroso y derruido planeta Tierra, donde no hay frutas que comer y los libros están prohibidos.

 

El viaje de Koko es una evolución desde la inocencia de esa montaña fantástica en la que vivía hasta el auténtico caos de un nuevo hábitat en el que todo parece deshumanizado, donde hay televisiones, coches y muchas cosas que ella jamás había visto, ni necesitado. Y es a través de esa auténtica originalidad salvaje de Koko desde donde podremos sorprendernos con la inocente mirada de una niña ajena al escenario que pisamos cada día.

 

Otras de las bazas importantes de “Koko”, además de la defensa de la naturaleza,  son el optimismo, la perseverancia y sobre todo, la defensa de la amistad, y es que afortunadamente desde que Koko conoce a Miércoles, el chico más guay de ciudad Boom, sus aventuras y desventuras serán mucho más llevaderas.

 

María González, con negro sobre amarillo, es la encargada de las divertidas e intensas ilustraciones del libro, además de una artista multidisciplinar que se maneja con soltura entre diseños web, proyectos editoriales o diseño gráfico.

 

Sin duda Koko es un viaje a través de la fantasía, del corazón de la naturaleza, de la amistad pero ante todo es un mensaje que debe llegar a todos los rincones de la Tierra. 

 

  

Kutxa García

 

Publicado en la sección Libros de La Opinión de Murcia el 28 de mayo de 2016.

"Koko" en nuestra tienda online.