El gigante - Kokinos

head_ana

 

El gigante y la niña.


Lopez Soria,  nos ha vuelto a regalar otro de sus cuentos que tanto me gustan ,“El Gigante”.

Hace no tantos años, adoptar era poco más algo que había que esconder, no se le contaba a los niños que lo eran, y para la familia era un problema más que una alegría; por suerte esto ha ido cambiando y son cada vez más las familias que deciden adoptar niños, con o sin hijos biológicos  y por supuesto con una alegría y emoción propia de las grandes ocasiones.

La historia como la misma autora nos dice, “nace de lo cotidiano, del entorno próximo, de hijos propios y de amigos, de historias que me tocan emocionalmente y, al margen de modas, me parecen interesantes o esenciales de contar”

gigante

 

 

Para comenzar la historia la autora se hace una serie de preguntas, que desde lo emocional llegan a la realidad: ¿Cómo será la vida del niño adoptivo que llega a un nuevo hogar? Probablemente sentirá miedo a lo desconocido. ¿Cómo manifestará ese temor? 

Marisa vuelve a tratar un tema que ya trabajo en uno de sus primeros libros, “Los colores de Mateo”, en el que  narraba la adaptación de un niño negro y de su madre, amiga de la autora.

Pero que piensa de la adopción la autora “Por un lado está la visión del adulto, y a mí me parece que ser padres adoptivos es algo que va más allá del adeene, y eso requiere un paso mucho más ilustrado, romper tabús y barreras mentales, sin hablar del alto grado de compromiso y generosidad.
La escritora murcian a revela que este libro le supuso un aprendizaje sobre la adopción, que es  el hilo emocional del que parte EL GIGANTE, un álbum mucho más conciso y explícito,  “si bien aquí me ha interesado más entrar en la piel de esa niña de oriente, Ana Mei, hija de otros amigos, que llega al hogar defendiendo su temor y huyendo bajo las mantas hasta del cariño. ¡Menos mal que cuenta con los sabios consejos de su amigo Dragón Azul!”

En el libro vamos descubriendo a una Ana Mei, cada vez más segura de sus actos bajo la protección de su dragón azul, y como van enseñando a la niña su nuevo entorno, cuáles serán sus referencias y donde podrá apoyarse poco a poco cuando adquiera la seguridad necesaria de un recién llegado.

La presencia de  una madre paciente y dulce permite a la niña adquirir poco a poco la seguridad necesaria  para andar libremente en su nueva casa, habitación, familia…y en la misma medida la niña embriaga a todos de emoción logrando que el padre supere su miedo  a volar y desatando los sentimientos de su madre que llora de ganas por abrazarla .

Mei que piensa que en su puño cerrado esta su fuerza (y seguramente no le falte razón),y  en su dragón azul su seguridad, poco a poco le ira viendo que  su nueva familia está ahí para ayudarla, quererla y darle las oportunidades que le faltaban.

Así consigue los papas de Mei, que les de una abrazo con la energía y fuerza de un Gigante.

La Ilustracion de este cuento contribulle a transmitir las emociones y los sentimientos de una relación tan compleja. La autora reconoce sentirse muy contenta de “ entrar a formar parte de una editorial tan valorada como Kókinos y con Emilio Urberaga, del que al margen de lo que yo pueda decir hablan sus imágenes. Y aunque no es la primera vez que mis palabras las ilumina un Premio Nacional de Ilustración, (antes Isidro Ferrer), sí es cierto que Urberuaga es el más popular entre notables

 

Ana Sánchez

Publicado en la sección Libros de La Opinión de Murcia el 23 de abril de 2016.

"El gigante" en nuestra tienda online.