Una casa de 100 pisos - Pastel de luna

head_ana

 

Escuchando al lejano Oriente.

Cuando llegan a nuestras manos editoriales nuevas nos encanta comprobar como aun nos podemos sorprender con libros bonitos, originales y divertidos y si además nos ayuda a conocer otras culturas, ¿qué más podemos pedir?

Esto es lo que me  ha sucedido con la editorial “PASTEL DE LUNA”,  os dejo la presentación que ellos mismos hacen de su editorial que me ha gustado aún más.

Un pastel de luna es un pastelito muy dulce que se regalan las familias de origen chino en la Fiesta del Medio Otoño. Se trata de una fiesta en honor a la luna y muchos pueblos del Asia Oriental se reúnen para celebrarla. En su cumpleaños, la luna viste sus mejores galas: se muestra llena, radiante y más grande que el resto del año. ¿No te gustaría celebrar la luna a ti también?

casa 100 pisos

 

 

Hay muchas cosas que no sabemos del lejanooriente. Por eso, en la editorial Pastel de Luna proponemos desviar nuestra mirada hacia el Este. Queremos acercarnos a la cultura asiática para disfrutar de su rica cosmovisión, de la potencia para inventar de sus pueblos y de la estrecha conexión de su arte con la naturaleza. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que con álbumes ilustrados por sus manos?

Tochi recibe una carta de invitación para contemplar las estrellas. ¡Qué emocionante! Pero, ¿quién le habrá escrito?

“Vivo en lo más alto de la casa  Para descubrirlo tendrá que subir muchos pisos. Por favor, ¡Ven a jugar conmigo!

 

Si un niño recibe una carta como esta, ¿Qué crees que hará?, pues eso hizo Tochi, lanzarse a una interesante aventura en la que el autor con gran imaginación, nos sorprende con divertidas ilustraciones, este libro lleno de detalles nos va a mostrar los hábitos de unos curiosos vecinos. Porque en esta casa, cada 10 pisos vive un tipo de animal diferente: mariquitas, ardillas, pájaros carpinteros, murciélagos... en cada uno de los 10 pisos que ocupa cada familia de animales se pueden diferenciar los hábitos de vida de los diferentes animales (que además no son animales típicos en los cuentos infantiles), cosa que agradezco ya que podemos tener así conocimiento de otros, ampliar vocabulario en los niños y trabajar hábitos de vida diferentes a lo que normalmente se hace.

Le será muy fácil encontrar la casa debido a su altura singular, allí se ira encontrando con miles de sorpresas. En cada 10 pisos vive un tipo de animal y su familia.  En los primeros 10 viven los ratones, en los siguientes 10 las ardillas, en los siguientes las ranas y así se irá encontrando con mariquitas, serpientes, abejas, pájaros carpinteros,  tenebrosos murciélagos, caracoles y las arañas que pondrán la casa del revés. Hasta llega al piso 100 que le espera alguien para jugar.   

Con este libro podemos trabajar los animales, la numeración hasta el 100, colores…

Algo que también me gustó mucho es la encuadernación, nada habitual, ya que esta al revés, algo que llama la atención de los niños y les divierte aún más. Cada lectura no permite descubrir nuevos detalles.

 Pero, ¿y en el piso 10, quien está?, pues cuando finalmente llega descubre a un chico del que se hará amigo y que le ofrece eso que tanto le gusta, ver desde su telescopio las estrellas cada vez que él quiera.

El autor Toshio Iwai  es un diseñador y artista multidisciplinar. Además de ser el autor de la exitosa serie de los 100 pisos que consta de 3 partes, es conocido por ser el creador de innovadores videojuegos como Otocky o Electroplankton. Tiene una mente prodigiosa y valiente.

La naturaleza nunca tiene prisa, sin embargo, todo lo consigue • Lao Tse

 

Ana Sánchez

Publicado en la sección Libros de La Opinión de Murcia el 19 de marzo de 2016.

"Una casa de 100 pisos" en nuestra tienda online.